Vida de paso - De paso (y V)

Él se fue sin avisar, sin despedirse. Apenas dejó una escueta nota. Un hasta siempre que no tuvo el valor de ser un adiós. En el autobús, usaría la dolorosa necesidad de volver como excusa. Se sentía mal por ella. Sabía que le estaba haciendo daño. Pero ahora debía ser egoísta. Era una mujer fuerte, lo superaría. Intentó dormir, pero en su cabeza se entremezclaba la culpa con la expectación del regreso, los planes de futuro con lo vivido los últimos días, la mujer que dejaba abandonada y aquella por la que regresaba. Sí, ella lo superará, tal vez con el tiempo incluso podrían llegar a ser amigos. Ahora no había lugar para remordimientos, la decisión estaba tomada. El futuro aguardaba allí donde lo dejó. ¿Aguardaba? Sí, esperaba por él. No podía ser de otra forma.


Ella lo supo antes incluso de despertar. Al hacerlo simplemente fue confirmándolo, notando su ausencia en cada pliegue de las sábanas, en cada objeto de la habitación donde posaba los ojos, en cada azulejo del baño, en cada gota de agua que caía desde la ducha. Nunca más, se dijo.


Él llegó seguro, confiado, pisando firme el lugar que, a sus ojos, apenas había cambiado. Recorría las calles empedradas, congeladas en el tiempo. Apenas se dio cuenta de los pequeños detalles que le hicieran despertar de su ingenua ensoñación. Hasta que la realidad dobló la esquina con un bebé en el regazo.

– ¡Hola, he vuelto!

– Ya veo.

– Yo… Tenía ganas de verte, podemos…

– Me pillas con prisa. Tengo que llevar al niño donde mi suegra.

– ¿Estás…?

– ¿Y qué esperabas?, ¡ha pasado un año y medio!

– Yo…

– Mira, ya hablaremos.

– Espera, ¿no me vas a dar siquiera un beso?


Ella despierta y su pensamiento se escapa en busca de café. En el baño, frente al espejo, se da cuenta de que su primer impulso no ha sido echarle de menos y, así, sin más, descubre que la herida está sanada. Sonríe por primera vez en mucho tiempo. Después de satisfacer su necesidad de cafeína se dedica a correr todas las cortinas y abrir todas las ventanas de la casa. La luz de la mañana comparte su serena felicidad. Por fin puede poner el punto final a esta historia y así lo hace, literalmente, en su diario. Después, ropa cómoda y limpieza general. Abril puede llegar cualquier tarde de otoño y la casa debe estar aseada y recogida. Termina agotada ya entrada la tarde. Todo está listo. Solamente resta bajar al trastero. Allí deja el diario en la estantería superior. Con los demás. Sale y, al cerrar la puerta, se deja abrazar por el mismo pensamiento que la acoge cada vez que completa el ritual. Tal vez, piensa, la próxima vida con la que se cruce la mía no esté de paso.


_

17 comentarios:

contrahecho dijo...

Ves?, realmente no estaba enamorada de él, sólo quería seguridad, alguien que no se vaya, alguien que no esté de paso, y si es joven y escritor, mejor que mejor.
Al final, buena historia. Enhorabuena.

prestamos personales dijo...

como siempre, muchas veces no tenemos las agallas suficientes para apartarnos de una persona

Lúcida dijo...

Llevo pensando un buen rato... Ella, no ha sido siempre la misma mujer, creo que ahora entiendo "Él buscaba un cuarto no muy caro, no muy pequeño donde alojarse"

b4u dijo...

Y yo diciendo que "pobriño", me la has colado bien, con eso y con lo del sexo :p

Eithne dijo...

halaaaa, qué final!!
Algo así me olía...
Es triste, pero la realidad es así.

Un besito

pati dijo...

(I):

"Todo estaba orquestado"

No hay mejor cuento que el que uno vive.
Y de paso, lo escribe.

Un beso :)

siouxie dijo...

¿Y dónde está mi libro?. !Yo he venido a hablar de mi libro!
:P :P :P

azabache dijo...

Si es que yo lo sabía... Te lo llevaba avisando varias entregas... Lo que no puede ser, no puede ser. Y al final, nunca es cosa de una sola de las partes, siempre hay dos responsables.

El relato, buenísimo, como siempre.

Daniel H. M. dijo...

contrahecho: Gracias. Si es que sois muy listos, y claro yo no puedo decir nada, por eso de no destripar. Pero sí, ahí cada uno iba a lo suyo, pero oye, que les quiten lo bailao.

prestamospersonales: sí, a veces es más difícil dejar, pero a la larga es lo mejor (claro que si lo hubiera dejado en el capítulo I se terminó la historia y a ver cómo relleno yo jeje)

lúcida: esto..., no, sí que era la misma todo el rato, ¿puede que las elipsis temporales líen un poco?

b4u: fíate de los buenos y no corras ;)

eithene: bueno, no siempre, a ratos tiene su punto. Eso sí, yo y el happy end como que no nos llevamos muy bien. Muacs.

pati: cualquier parecido con la realidad es pura casualidad. A mí no me pasan estas cosas, mi vida es bastante más aburrida. Ains. Muacs muacs.

siouxie: dichosos los ojos :p, tu libro salió el viernes para allá, debe estar al caer.

azabache: Gracias. Sí, está claro que dos no discuten si buena sobra les cobija, o algo así ;), y que si no entra, pues ya puedes apretar. Al menos no hubo daños colaterales.

pati dijo...

Daniel, no me refería a que estuviese basado en hechos reales o en primera persona...

Puede ser que fuese Él quien quiso pasar de la teoría a la práctica, y lo planeó todo desde el primer momento?

Sólo que, como ocurre cuando uno lo quiere todo, le salió el tiro por la culata... :P

Daniel H. M. dijo...

Aaaaaaah, vale, perdona, espesor de lunes por la mañana. Con la orquestación me refería a ella, que tampoco le fue muy bien, pero mira se le podría aplicar al chico, bien visto (creo que ya estoy más despejado). Besos

Teddy Earley dijo...

“El tipo se ha lucido: ha hecho el paripé, pero bien, en una estación de paso en su viaje a ninguna parte”.
Fdo.: el otro, el que lleva ahora el carrito del niño.
(No me resisto a meterme en la historia, aunque esta vez no haya nada que comer).

Daniel H. M. dijo...

Anda, pues en ese no había pensado yo, y mejor no hacerlo que pasar de un cuento de 10 páginas a un tocho de doscientas puede ser tentador y peligroso, eso sí, el chaval se ha ganado alguna que otra colleja. Venga que vaya bien el paseo.



¡Ah!, y en el próximo estreno comida, bebida, fuegos artificiales y ... (cortinilla de estrellas) ;)

jean cartier dijo...

me parecio realmente bellisimo!! gracias por el post me toca muy de cerca! un abrazo!

Daniel H. M. dijo...

gracias a ti jean

prestamo de dinero dijo...

que lindo! gracias por regalarnos esto! me gusto much y quien no ha pasado por rupturas! saludos.

ac dijo...

las rupturas siempre son dificiles, mas cuando amas demasiado a la otra persona

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.

Aviso legal

A los efectos de cumplir los requisitos de información indicados por la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, se incluyen los siguientes datos:
* Nombre: Daniel Hermosel Murcia
* Contacto:danielhermu@hotmail.com.
Se avisa que, según la LSSI (Art. 16) cualquier solicitud de retirada de contenidos habrá de ser ordenada por la autoridad judicial competente. Sólo se admitirá conocimiento efectivo de una solicitud tras la recepción de la orden judicial correspondiente. No se atenderán, con carácter general, peticiones de retirada de contenidos hechos a título individual, si bien se considerarán peticiones de modificación si están debidamente justificadas. Ningún cambio, retirada o modificación de información habrá de ser interpretado como asunción de culpabilidad, explícita o implícita. El contenido del blog yaqe.blogspot.com se considera protegidos por los derechos de libertad de expresión e información, tal como recoge el Artículo 20 de la Constitución. Los comentarios vertidos en ellos serán responsabilidad única de quienes los escriban. El administrador de esta web declina cualquier responsabilidad a tal efecto. La capacidad técnica a disposición del administrador en cuanto a la posibilidad de modificar o eliminar comentarios no debe en ningún caso entenderse como aceptación, aprobación o respaldo de tales comentarios. Así mismo los contenidos de los blogs y enlaces son responsabilidad de sus creadores y su enlace no debe en ningún caso entenderse como aceptación, aprobación o respaldo a tales contenidos. No se guardarán datos personales de las personas que contacten conmigo por email u otros medios, salvo los datos de contacto (número de teléfono, dirección e-mail), que no serán cedidos a terceros bajo ninguna circunstancia. Si desea usted oponerse a tal tratamiento, basta con que lo indique en su mensaje, o bien con posterioridad en la dirección de contacto aportada. Además los comentarios, al hacerse públicos, se ceden gratuitamente al propietario del blog que podrá reproducirlos en cualquier medio, total o parcialmente, mencionando al autor de los mismos (pseudónimo utilizado) salvo que se indique lo contrario de forma explícita en el mismo comentario o posteriormente vía correo electrónico. Daniel Hermosel Murcia. 2008 - ...