Relatos de Paso - De paso (IV)



*Sugerencia auditiva para la lectura


Ella sigue durmiendo arropada por folios que se abren en cascada hasta el suelo donde descansa el portátil, junto al sofá. Él entra intentado hacer el menor ruido. Una vez más llega tarde. La luz de la pantalla es la única que ilumina el pequeño salón, reflejada en el techo y los folios que comienza a recoger con un barrunto de traición.


Ella despierta y lo encuentra de pie, con la gabardina aún sobre los hombros, ordenando las hojas caídas que hace un instante le daban calor. Se incorpora. Él la mira en guardia, inquisitivo. Ella descubre el miedo en sus ojos, tal vez la duda. Con un gesto de la cabeza le señala el interruptor y accede a romper el hechizo de la espectral luz del ordenador, se quita la gabardina y se sienta en una silla, altivo, esperando una excusa para aquella violación.


Ella se le abalanza, lo besa y pide perdón. Perdón por dudar de su talento, perdón por haber sospechado de él, perdón por menospreciar su entrega, perdón por haber querido abandonarlo. Todo estaba ahí, en sus relatos, toda su sincera devoción, todo su amor, toda su alma al desnudo. Especialmente en un pequeño cuento, uno en el que habla de ella de manera magistral y expresa exactamente lo que nadie más podría jamás intuir.


Él suspira aliviado al tiempo que la observa con ternura y una pizca de tristeza mientras continúa hablando. No la escucha. Acaba de descubrirlo: la verdad está en ese cuento. No ha podido, ni querido, ver que no es la protagonista. Da lo mismo. La cuestión no es esa. La revelación toma cuerpo y la consecuencia inmediata entristece al joven escritor. Era tan sencillo. Todo estaba ahí, en aquel pequeño relato. El secreto más preciado, delicado como un suspiro. La diferencia entre la mediocridad y el genio. Su alma en prosa suave y sin artificios. Vomitada, sí. Desnuda, sí. Cruel, sí. Mas auténtica pasión hecha palabra. Sin miedo, ni pudor, ni fingimiento. Pura exposición masoquista hasta el delirio. Comparado con éste, cualquier otro relato salido de su mano o su insulsa novela, formalmente correcta que será pronto presentada, se marchita y termina reducido a cenizas, evidenciando el fraude del escritor de método, técnicamente perfecto pero sin alma. Por fin lo comprende. Nunca quiso ser un vendedor de libros. En el fondo siempre supo que eso no aplacaría el deseo, la obsesión que solamente a golpe de tripa desgarrada, curtida en cada palabra, párrafo y página, quedará satisfecha, aunque nunca viera la luz. Eso es ser escritor, no otra cosa. Lo demás, apenas superfluos juegos de palabras. Ella le mira con lágrimas en los ojos.


– Entonces, ¿me perdonas?

– Pues claro.

– ¿De verdad?

– Sí.

– ¿No me das un beso?


Él la besa con la pasión recién descubierta, vertiendo en su cuerpo el vértigo de la revelación. Ella se deja amar ciegamente, por primera vez sin objeciones o remilgos, por primera vez sin miedo y feliz.


_

12 comentarios:

b4u dijo...

¡Anda!, ¿y esto? ¿ahora también los miércoles? Vaya, pues bien. Eso sí, la escena de sexo... En fin, veo que el márketing lo controlas, pero no decepciones mucho que puede ser contraproducente.

luna dijo...

Pues no, éste final no me lo esperaba...


Besos.

Daniel H. M. dijo...

¡Aaaaaaaaah, estos de blogger! Esto no debería haber salido hasta el domingo, al menos así estaba programado. Ains, bueno pues eso que os habéis llevado. Al turrón.

b4u: Pues eso, que ha sido un error, que el plan de publicación sigue como estaba de domingo a domingo. En cuanto al sexo... bueno supongo que era de esperar algo así de mí, ¿no?

luna Bueno, la cosa aún no ha terminado, este domingo (si no pasa nada) el capítulo final. Besos.

contrahecho dijo...

Reconoce que lo haces por fastidiarme, pero por mucho que te empeñes no me vas a quitar la idea.
ELLA NO LE AMA, pero él es joven y escritor.
(Qué tendremos los "jóvenes" (ejem, ejem) escritores?)
Saludos.

Daniel H. M. dijo...

¡Qué va!, ¡qué va!, ¡qué va! (yo leo a...) El relato lleva escrito bastante tiempo (este capítulo creo que es de abril) y no lo he cambiado, al igual que lo queda por publicar el resto del año (valga el spoiler). Con el master no estoy para mucha creación. Eso sí, me das una idea para el futuro, hacer una serie teniendo en cuenta (o no) los comentarios, vamos una serie tocanarices, jejeje.

Lúcida dijo...

esto es ya un amor enfermizo...el fantasma de los celos.
Yo creo que no se aman.

Daniel H. M. dijo...

Interesante ese plural, muy bien visto. No diré mucho, al fin y al cabo el domingo terminará todo. ;)

Eithne dijo...

Aiinnssss, me da cosilla opinar a ver si queda al descubierto lo corta que soy de no pillar nada... pero... me da la sensación de que aquí ni hay amor ni na, creo que ambos están con el otro por algún tipo de necesidad. Yo que pensaba que él estaba mas pillado y mira... cambian los papeles...

pati dijo...

¿Realmente eso es lo que más importa descubrir? ¿Quién ama a quién?

Yo estoy segura de que el trasfondo es otro.

Pero, igual y me equivoco. Que puede ser.

;)

Hasta el domingo :)

Un beso :)

Daniel H. M. dijo...

Eithne Bien visto ;)
pati Otra chica lista ;)

Con unas lectoras tan listas da gusto. La clave está en unas frase del capítulo inicial "Él buscaba un cuarto no muy caro, no muy pequeño donde alojarse. Ella buscaba un suspiro, no muy profundo, no muy cercano, donde habitar." La relación no es más que una excusa para escapar de..., bueno eso se verá el domingo.

Besos.

Eithne dijo...

Ahaha...
lo sabía...
él está traumatizado por un amor anterior y por eso no se enamorará nunca de ninguna mujer, y ella es una viejuna soltera que accedió al capricho del nene porque estaba más sola que la una...Jajaja, como ves yo solita me monto la historia...estoy deseando leer el final. Me tienes intrigadísima!!!!
Que tengas un buen finde.

Daniel H. M. dijo...

Ya queda menos ;)

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.

Aviso legal

A los efectos de cumplir los requisitos de información indicados por la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, se incluyen los siguientes datos:
* Nombre: Daniel Hermosel Murcia
* Contacto:danielhermu@hotmail.com.
Se avisa que, según la LSSI (Art. 16) cualquier solicitud de retirada de contenidos habrá de ser ordenada por la autoridad judicial competente. Sólo se admitirá conocimiento efectivo de una solicitud tras la recepción de la orden judicial correspondiente. No se atenderán, con carácter general, peticiones de retirada de contenidos hechos a título individual, si bien se considerarán peticiones de modificación si están debidamente justificadas. Ningún cambio, retirada o modificación de información habrá de ser interpretado como asunción de culpabilidad, explícita o implícita. El contenido del blog yaqe.blogspot.com se considera protegidos por los derechos de libertad de expresión e información, tal como recoge el Artículo 20 de la Constitución. Los comentarios vertidos en ellos serán responsabilidad única de quienes los escriban. El administrador de esta web declina cualquier responsabilidad a tal efecto. La capacidad técnica a disposición del administrador en cuanto a la posibilidad de modificar o eliminar comentarios no debe en ningún caso entenderse como aceptación, aprobación o respaldo de tales comentarios. Así mismo los contenidos de los blogs y enlaces son responsabilidad de sus creadores y su enlace no debe en ningún caso entenderse como aceptación, aprobación o respaldo a tales contenidos. No se guardarán datos personales de las personas que contacten conmigo por email u otros medios, salvo los datos de contacto (número de teléfono, dirección e-mail), que no serán cedidos a terceros bajo ninguna circunstancia. Si desea usted oponerse a tal tratamiento, basta con que lo indique en su mensaje, o bien con posterioridad en la dirección de contacto aportada. Además los comentarios, al hacerse públicos, se ceden gratuitamente al propietario del blog que podrá reproducirlos en cualquier medio, total o parcialmente, mencionando al autor de los mismos (pseudónimo utilizado) salvo que se indique lo contrario de forma explícita en el mismo comentario o posteriormente vía correo electrónico. Daniel Hermosel Murcia. 2008 - ...