Estación de paso - De paso (I)

Él sigue durmiendo, acunado por el traqueteo del tren y recostado en el hombro izquierdo de ella, quien permanece en vela, con la mirada perdida en el borroso reflejo fantasmal devuelto por una noche sin luna a través del cristal. La música que suena en sus auriculares se amalgama sin solución de continuidad al no ser escuchada, apenas oída. Los dedos de la mano derecha tamborilean de puro aburrimiento sobre el bolso de cuero marrón, a falta de una piel mejor que acariciar.


Él respira profundamente, tiene el brazo enroscado en el suyo, y por su sonrisa podríamos sospechar que sueña. Ella intenta no percibir su tacto, el olor de su pelo, su calor, y podría llegar a creer que piensa. No tengo edad para esto, fue lo primero que le vino a la cabeza. Hacía tan solo un par de semanas que se conocían, un encuentro casual, un ardid del destino, una casualidad como cualquier otra. A los ojos de extraños tal vez, pero todo estuvo orquestado. Él buscaba un cuarto no muy caro, no muy pequeño donde alojarse. Ella buscaba un suspiro, no muy profundo, no muy cercano, donde habitar. Cuando llegó le pareció, demasiado joven, demasiado inseguro, demasiado despistado, demasiado demasiado.


Él se estremece. En sueños busca su mano y, al encontrarla, suspira y vuelve feliz a la calma. A ella le acosa la ternura justo cuando comienza a sonreír, y mira con cierta tristeza sus dedos entrelazados. El tren frena su avance poco a poco hasta detenerse en una pequeña estación de paso. Deshace el nudo, se aleja de su calor, su olor, su aliento. Fuera, el hechizo de la noche lo rompen luces blancas de neón, trajín de viajeros que suben, maletas que caen, golpean, arañan, perdone, me permite, y otros cuchicheos a media voz.


Él despierta con el brusco tirón del tren al reanudar la marcha y solo, en su asiento, la busca a su lado sin encontrar más que un vacío en azul marino, aún caliente. Por un momento palidece, en el andén cree ver su figura esfumándose.


- ¿Qué miras?

- Nada, desperté y no estabas.

- Fui a cambiar las pilas al emepetrés.

- ¿Queda mucho para llegar?

- Sí, vuelve a dormir.

- ¿No me das un beso?


Ella le besa, le vuelve a servir de almohada, y solamente cuando se asegura de que está de nuevo dormido echa un vistazo furtivo por el pasillo, hasta la puerta, para comprobar que la maleta en su nueva posición, de caer, no romperá nada.


_

20 comentarios:

Lúcida dijo...

Para mi ha sido un intento de huída desesperada y finalmente infructuosa... quizá es que soy mal pensada...

b4u dijo...

Un poco confuso el final, pero sí, es lo que parece, una huida interruptus y aquí no ha pasado nada. Pobriño el chico.

b4u dijo...

Se me olvidaba, ¿lo de la etiqueta Sexo es otra táctica comercial?

contrahecho dijo...

Bueno, no se si debiera escribir esto, pero yo hubiese cambiado el mp3 por un pañuelo. Situaba la historia en los años cuarenta.
Qué bien escribes muchacho.
Un abrazo.

Daniel H. M. dijo...

Lúcida: piensa mal y acertarás

b4u: pobriño sí... lo del sexo no es una táctica, al tratarse de una serie meto las etiquetas de toda ella así si pinchas en una saldrá la serie completa. Corolario: próximamente en esta serie ¡SEXO!

Contrahecho: Primero gracias gracias (emoticón sonrojado). Segundo:¿se le pueden cambiar las pilas a un pañuelo?, no sé si en los 40 cabría esta historia, supongo que sí, al fin y al cabo habla de lo de siempre.

Pues eso, a ver si os gusta el desarrollo de la serie, con erótico resultado (¿alguien sabe de quién es la cita?)

Olbitla dijo...

tengo una version oscura sobre los trenes, intrigante y descabellada aunque la endulce

Teddy Earley dijo...

Iba a decir que el asunto tiene pinta de muy mal negocio. Pero si promete ¡fiesta! antes del acabóse…, entonces tal vez sea el mejor contrato posible entre las partes.
(Un tipo de tv como yo agradece cuñas del tipo: en el próximo capítulo… Así me siento como en casa. Solo faltaría comenzar con: en capítulos anteriores…).
¿Y la banda sonora esta vez?

Daniel H. M. dijo...

Olbitla, el echaré un ojo

Daniel H. M. dijo...

teddy, en principio esta serie va sin BSO, si encuentro algo adecuado lo pondré pero no es una superproducción, recuerde que esta temporada ya la ha visto. Por cierto ¿MAD MEN tendrá 3ª temporada? (perdón por la maldad).

luna dijo...

A alguien le van a dejar tirado en la próxima estación.....

Me ha gustado mucho el relato, sobre todo el final que da pie a pensar mal como decías en un comentario.
Se ve que o soy mala o esto desengañada, ajajja.

Saludosss.

pati dijo...

Demasiado precioso...

Un placer leerte, daniel.

Saludos :)

la inkilina dijo...

El tren..tiene su encanto viajar en el..soñar....los sueños..se cumplirán?

un café???

Daniel H. M. dijo...

Ains, luna, mujer de poca fe..., teniendo en cuenta los spoilers lo mismo hasta llegan a su destino, o a su Destino, nunca se sabe.

pati, gracias por la indefinición de ese demasiado precioso... Espero que te guste lo que viene después.

inkilina, hay que tener cuidaddo con los sueños, nunca se sabe cuándo se pueden convertir en pesadilla (ahí, otro spoiler subliminal). Luego me paso.

Gracias por pasaros,
nos leemos.

contrahecho dijo...

No me puedo creer que desconozcas el famoso pañuelo a pilas marca ACME. jajaja.
Un saludo.

La Maga dijo...

Tienes dos frases que me han dejado eclipsada por lo bonitas que son. "Un encuentro casual, pero estuvo todo orquestado". "Él buscaba un cuarto no muy caro y ella un suspiro donde habitar".

El final es confuso, suena a huida. ¿Habrá segunda parte?

Daniel H. M. dijo...

contrahecho, ya ves ¡cuánta incultura!, jejejeje

maga, un poco ñoño pero esta historia es así, habrá cuatro partes más en la serie (voy indicarlo bien en el título)

azabache dijo...

Mi apuesta: hay rollete, pero con un tercero que aparecerá en la historia.

Este chico del sueño que deja que su nueva chica se aburra mientras él dormita... no, definitivamente, hay tercero en acción.

Está apareciendo por el pasillo, para recoger su maleta, antes de haga ruido y despertarla a ella.

Daniel H. M. dijo...

Cachis, azabache, cada episodio tiene un espacio distinto, así que me temo que no habrá más tren (aunque por un buen soborno...) ;D

Julio dijo...

esto es pura charlataneria

Daniel H. M. dijo...

julio, y tu comentario una mala excusa para hacer publicdad, pero ya ves, cada tenemos lo nuestro.

(hoy tengo el día chungo, ¡qué pasa!)

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.

Aviso legal

A los efectos de cumplir los requisitos de información indicados por la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, se incluyen los siguientes datos:
* Nombre: Daniel Hermosel Murcia
* Contacto:danielhermu@hotmail.com.
Se avisa que, según la LSSI (Art. 16) cualquier solicitud de retirada de contenidos habrá de ser ordenada por la autoridad judicial competente. Sólo se admitirá conocimiento efectivo de una solicitud tras la recepción de la orden judicial correspondiente. No se atenderán, con carácter general, peticiones de retirada de contenidos hechos a título individual, si bien se considerarán peticiones de modificación si están debidamente justificadas. Ningún cambio, retirada o modificación de información habrá de ser interpretado como asunción de culpabilidad, explícita o implícita. El contenido del blog yaqe.blogspot.com se considera protegidos por los derechos de libertad de expresión e información, tal como recoge el Artículo 20 de la Constitución. Los comentarios vertidos en ellos serán responsabilidad única de quienes los escriban. El administrador de esta web declina cualquier responsabilidad a tal efecto. La capacidad técnica a disposición del administrador en cuanto a la posibilidad de modificar o eliminar comentarios no debe en ningún caso entenderse como aceptación, aprobación o respaldo de tales comentarios. Así mismo los contenidos de los blogs y enlaces son responsabilidad de sus creadores y su enlace no debe en ningún caso entenderse como aceptación, aprobación o respaldo a tales contenidos. No se guardarán datos personales de las personas que contacten conmigo por email u otros medios, salvo los datos de contacto (número de teléfono, dirección e-mail), que no serán cedidos a terceros bajo ninguna circunstancia. Si desea usted oponerse a tal tratamiento, basta con que lo indique en su mensaje, o bien con posterioridad en la dirección de contacto aportada. Además los comentarios, al hacerse públicos, se ceden gratuitamente al propietario del blog que podrá reproducirlos en cualquier medio, total o parcialmente, mencionando al autor de los mismos (pseudónimo utilizado) salvo que se indique lo contrario de forma explícita en el mismo comentario o posteriormente vía correo electrónico. Daniel Hermosel Murcia. 2008 - ...