Cosas de mosquitos

– Reuníos todas, en torno a mí, ¡oh hermanas!,
– ¡Ana María!, ¿es cierto, volarás esta noche?
– Me temo que sí, ya ha llegado el momento.
– …para orar en la hora de la partida.
– Pero mi amor, es muy peligroso.
– ¡Calla!
– Desde el inicio de los tiempos, cuando el aire era fecundo y abundante el rojo maná, nosotras ya estábamos aquí. Y éramos grandes, y éramos hermosas, y dominábamos el cielo y los lagos, y a los que vivían en la tierra.
– He oído cosas, cosas terribles, cada vez vuelven menos…
– Por favor…
– Solamente el Gran Tirano tenía algún poder contra nosotras, secando nuestros hogares, matando a nuestras larvas antes de salir del huevo. Pero, ¡ay hermanas!, fuimos arrogantes, derrochadoras y sobre todo desagradecidas.
– …, y muchas de las que vuelven sufren graves traumas, y...
– ¿Y qué quieres que haga? Dime: ¿quedarme aquí?, ¿ver cómo otras alimentan a mis hijos?
– Y el Dador de Vida se enfureció con nosotras, hermanas mías, y para castigarnos cambió el mundo. Y el aire se hizo liviano, y tuvimos que menguar, y el rojo maná se volvió difícil de encontrar, y dejamos de ser hermosas, y el Gran Tirano se hizo fuerte ante nuestra debilidad, y dejamos de ser las dueñas del cielo, los lagos y los que viven en la tierra.
– Pero esto no es necesario, hay otras formas menos peligrosas de obtener el maná rojo, ¡debe haberlas!
– Antón, mi querido Antón, sólo eres un mosquito y no entiendes de estas cosas. Pero para ser fuertes como nación, debemos obtener el mejor maná, cueste lo que cueste.
– Y así, hermanas, nos vimos embarcadas en una lucha eterna por la supervivencia. Por el sagrado y rojo maná que no es dado con gran sacrificio. Hasta el Gran Tirano nos lo recuerda en su cobarde huída tiñendo el cielo de escarlata, mientras la Dadora de Bienes se compadece de nosotras y sufre heridas en su intercesión ante el Dador de Vida.
– ¡Yo solo sé que no podría vivir sin ti!, ¡que me arrancaría las alas antes de oír siquiera que has sido devorada por los monstros de las paredes, que has sido aplastada por los titanes, que te has asfixiado entre la bruma invisible, que has sido atrapada por el hechizo de la luz azul! ¿Es que no lo ves, es que no temes la muerte?
– La hora ha llegado, ¡oh hermanas!, y como hacemos siempre, desde que el mundo existe, recordando a las caídas en la vorágine de la noche, aquellas cuyas alas nunca más sonarán en la sinfonía de la nube, heroínas todas ellas. ¡Batid, batid fuertes las vuestras! ¡Recordad que tal vez esta noche sea la última! ¡No dejéis nada para la próxima! ¡Oh hermanas, que grandiosa música, que glorioso espectáculo! ¡La creación entera se arrodilla ante vosotras! ¡Supervivientes, luchadoras!
– Lo sé, y no creas que no tengo miedo. Pero el miedo no hará crecer a la próxima generación.
– ¡Recordad que hasta el Gran Tirano se rinde ante la Dadora de Bienes!
– Ahora he de irme, Antón.
– ¡Espera!
– ¡Recordad otros más grandes y orgullos dejaron de hollar la tierra!
– Adiós.
– ¡No tienes por qué ir!, ¡huyamos, volemos al sur!
– ¡Recordad que nosotras siempre estamos aquí!
– Antón , yo…
– ¡Siempre estaremos aquí!
– Se valiente, Ana María. Busquemos un lugar mejor, por nuestros hijos.
– ¡La mosquita cae!
– Antón…, eso es traición.
– ¡La raza prevalece!
– Mi amor, es esperanza.
– ¡Volad mis pequeñas, volad!


_

2 comentarios:

mortfan1 dijo...

¿No interesó a nadie? Pues a mí sí. Me parece una situación muy tópica dentro de una óptica muy original. Mi enhorabuena. Por cierto, mi enhorabuena también por "Curvas y otras fatalidades"
Un saludo

Daniel H. M. dijo...

Pues aquí estaba sin pena ni gloria. Gracias por pasarte y por comentar.

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.

Aviso legal

A los efectos de cumplir los requisitos de información indicados por la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, se incluyen los siguientes datos:
* Nombre: Daniel Hermosel Murcia
* Contacto:danielhermu@hotmail.com.
Se avisa que, según la LSSI (Art. 16) cualquier solicitud de retirada de contenidos habrá de ser ordenada por la autoridad judicial competente. Sólo se admitirá conocimiento efectivo de una solicitud tras la recepción de la orden judicial correspondiente. No se atenderán, con carácter general, peticiones de retirada de contenidos hechos a título individual, si bien se considerarán peticiones de modificación si están debidamente justificadas. Ningún cambio, retirada o modificación de información habrá de ser interpretado como asunción de culpabilidad, explícita o implícita. El contenido del blog yaqe.blogspot.com se considera protegidos por los derechos de libertad de expresión e información, tal como recoge el Artículo 20 de la Constitución. Los comentarios vertidos en ellos serán responsabilidad única de quienes los escriban. El administrador de esta web declina cualquier responsabilidad a tal efecto. La capacidad técnica a disposición del administrador en cuanto a la posibilidad de modificar o eliminar comentarios no debe en ningún caso entenderse como aceptación, aprobación o respaldo de tales comentarios. Así mismo los contenidos de los blogs y enlaces son responsabilidad de sus creadores y su enlace no debe en ningún caso entenderse como aceptación, aprobación o respaldo a tales contenidos. No se guardarán datos personales de las personas que contacten conmigo por email u otros medios, salvo los datos de contacto (número de teléfono, dirección e-mail), que no serán cedidos a terceros bajo ninguna circunstancia. Si desea usted oponerse a tal tratamiento, basta con que lo indique en su mensaje, o bien con posterioridad en la dirección de contacto aportada. Además los comentarios, al hacerse públicos, se ceden gratuitamente al propietario del blog que podrá reproducirlos en cualquier medio, total o parcialmente, mencionando al autor de los mismos (pseudónimo utilizado) salvo que se indique lo contrario de forma explícita en el mismo comentario o posteriormente vía correo electrónico. Daniel Hermosel Murcia. 2008 - ...