Nada de nada

A veces el suelo tiembla despacio.
A veces provocamos hechos que no deseamos.
A veces nos obcecamos en caminar por la cuneta.
A veces la inercia puede más que la voluntad.
A veces suceden cosas que son inevitables.

No importan las salidas nocturnas bañadas en alcohol y sudor discotequero. No importa el desfile de féminas luciéndose tras una mampara de inaccesibilidad. No importan lo aprecios o desprecios de nuevas o antiguas conocidas que nunca lo fueron. No importa la soledad acompañada, la falta de comprensión, la ausencia pasiones compartidas. No importa si en realidad no son más que juegos para encontrar una magia perdida que solamente puede hallarse en la fantasía de una mente dispuesta a dejarse llevar, sin prejuicios, asunciones o ideas previas, simplemente dispuesta a absorber, y a hacer propias las vivencias aprehendidas, a imaginar situaciones alternativas a vivir en esta ilusión genial que no hace más que ofrecer siempre lo mismo, aquello que ha estado buscando y que no encontrará en este mar muerto por más metáfora que quiera hacerse.

He oído tus pisadas tras de mí, día tras día, noche tras noche, cruzando de puntillas entre las sombras de mi memoria. Has burlado mi vigilia, y mi sueño, una y otra vez sin pudor alguno ante mis deseos. Ahora te presentas aquí, delante de mí, desnuda, pálida y vacía, extendiendo las manos hacia mi pecho. Una lágrima, falsa claro está, cae desde tu mirada hueca de amor, o de odio, ternura, furia, o de ansia, y se convierte en nada al tocar el suelo. Te encoges y cesas en tu intento de comprender mi pasión. Si más demora me tiendes la mano derecha, mientras ocultas la izquierda en la que portas unas tijeras oxidadas. Te hago una última reverencia y añado: bien querida Parca, ahora soy yo el que no quiere, como si mi anhelo sirviera de algo en este último trámite burocrático que con toda la pompa y el protocolo que permite el momento queda sellado con tu rápido sesgo y mi caída al suelo. Sí, se ve que he muerto y tú ya te has ido a tejer de nuevo.



_

1 comentario:

AviAdorA de metAl dijo...

¡Esa Parca matadora!

Cuánto nos gusta a los bloggeros coquetear con la muerte, carajo. Las tijeras, los cuchillos, las hojas de afeitar son estéticas y la sangre, ¡tan bella!.

No hay nada más chulo que matarse en unos versos, vaya.

¡Ea, sigue con lo tuyo!, pero después límpialo todo, guapo.

Acercade mi y otras farsas

Acerca de mí y otras farsas
Relatario 2009

ISBN: 978-84-9981-005-8

Tormenta y otros fantasmas

Tormenta y otros fantasmas
Relatario 2008

ISBN: 978-84-9916-198-3

Curvas y otras fatalidades

Curvas y otras fatalidades
Relatario 2007.

ISBN: 978-84-92662-13-5.

Aviso legal

A los efectos de cumplir los requisitos de información indicados por la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, se incluyen los siguientes datos:
* Nombre: Daniel Hermosel Murcia
* Contacto:danielhermu@hotmail.com.
Se avisa que, según la LSSI (Art. 16) cualquier solicitud de retirada de contenidos habrá de ser ordenada por la autoridad judicial competente. Sólo se admitirá conocimiento efectivo de una solicitud tras la recepción de la orden judicial correspondiente. No se atenderán, con carácter general, peticiones de retirada de contenidos hechos a título individual, si bien se considerarán peticiones de modificación si están debidamente justificadas. Ningún cambio, retirada o modificación de información habrá de ser interpretado como asunción de culpabilidad, explícita o implícita. El contenido del blog yaqe.blogspot.com se considera protegidos por los derechos de libertad de expresión e información, tal como recoge el Artículo 20 de la Constitución. Los comentarios vertidos en ellos serán responsabilidad única de quienes los escriban. El administrador de esta web declina cualquier responsabilidad a tal efecto. La capacidad técnica a disposición del administrador en cuanto a la posibilidad de modificar o eliminar comentarios no debe en ningún caso entenderse como aceptación, aprobación o respaldo de tales comentarios. Así mismo los contenidos de los blogs y enlaces son responsabilidad de sus creadores y su enlace no debe en ningún caso entenderse como aceptación, aprobación o respaldo a tales contenidos. No se guardarán datos personales de las personas que contacten conmigo por email u otros medios, salvo los datos de contacto (número de teléfono, dirección e-mail), que no serán cedidos a terceros bajo ninguna circunstancia. Si desea usted oponerse a tal tratamiento, basta con que lo indique en su mensaje, o bien con posterioridad en la dirección de contacto aportada. Además los comentarios, al hacerse públicos, se ceden gratuitamente al propietario del blog que podrá reproducirlos en cualquier medio, total o parcialmente, mencionando al autor de los mismos (pseudónimo utilizado) salvo que se indique lo contrario de forma explícita en el mismo comentario o posteriormente vía correo electrónico. Daniel Hermosel Murcia. 2008 - ...